Psicología Positiva, RRHH

Psicología Positiva y RRHH

Logo_Organizaciones_Saludables_web

Una de las áreas donde la Psicología Positiva está tomando un claro posicionamiento es en el área laboral, donde los gestores de RRHH ya no se satisfacen con los ya conocidos métodos tradicionales de encuestas de satisfacción laboral o los llamados diagnósticos de clima laboral, hoy en día dan mayor importancia a la ecuación:

SATISFACCIÓN LABORAL = PRODUCTIVIDAD

Donde los trabajadores tienen una relación cordial y horizontal con los que tienen mayor jerarquía, donde el trabajador de mayor rango se hace responsable del bienestar y sentido de satisfacción de los que trabajan junto a él, funcionando como un motivador, basando la animación en la capacidad de despertar en cada uno de sus compañeros, habilidades de autorrealización, como si fuese un entrenador que prepara a cada joven ejecutivo en las habilidades que requiera para afrontar la demanda laboral actual, dentro de un clima de confianza y asistencia, valorando la autoestima y fortaleciendo el autoconcepto de todas las personas de su entorno y responsabilidad, creando escenarios de seguridad y de compañía.

También supone un giro en el desarrollo de los RRHH, ya que pasamos de considerar la salud de los empleados como un medio para conseguir otros fines, a considerarla como un bien en sí misma, como un valor estratégico central en los objetivos empresariales. Y lo más importante, las organizaciones, pueden poner en práctica estrategias de RRHH para desarrollarse hacia un modelo de organización saludable (Salanova, 2009).

Es un hecho hoy día que para poder sobrevivir y prosperar en un contexto de cambio económico y social continuo, en donde existen crisis y convulsiones económicas y financieras, las organizaciones necesitan tener empleados motivados y psicológicamente sanos; para conseguirlo, las políticas de RRHH deben estar sincronizadas con estos valores y con el contexto global tan complejo.

La aproximación positiva se basa en las fortalezas del empleado y del funcionamiento organizacional óptimo, que ofrezca respuestas a las demandas emergentes. La razón no es otra que los beneficios económicos y sociales generados por las organizaciones saludables superan en creces a los generados por aquellas enfermas o tóxicas. Las organizaciones saludables afrontan las crisis con mayores tasas de éxito que aquellas poco saludables o tóxicas, es más, no sólo sobreviven a las crisis o logran adaptarse a ellas, sino que salen todavía más fortalecidas, siendo organizaciones resilientes.

En este contexto, las organizaciones saludables se pueden definir como aquellas que “realizan esfuerzos sistemáticos, planificados y proactivos para mejorar la salud de los empleados mediante buenas prácticas relacionadas con la mejora de las tareas (por ejemplo, con el diseño y rediseño de puestos), el ambiente social (canales de comunicación abierta, por ejemplo) y la organización (estrategias de conciliación trabajo/vida privada)” (Salanova, 2008, Salanova y Schaufeli, 2009).

Bajo este prisma, el hecho de considerar la salud de los trabajadores como un valor estratégico de la organización, permite que ésta disponga de más recursos para afrontar las crisis y superarlas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s