Mindfulness, Psicología Positiva

¿Puede la práctica de Mindfulness disminuir el riesgo de suicidio?

Fuente: Mindfulness-Based cognitive Therapy (MBCT) reduce la asociación entre síntomas depresivos y Pensamientos suicidas en pacientes con antecedentes de depresión con intentos de suicidio. 

Thorsten Barnhofer, Catherine Crane, Kate Brennan, Danielle S. Duggan, Rebecca S. Crane, Catrin Eames, Sholto Radford, Sarah Silverton, Melanie J. V. Fennell, and J. Mark G. Williams Online First Publication, August 24, 2015. http://dx.doi.org/10.1037/ccp000002

1.   Riesgo de suicidio en episodios de depresión mayor

El DSM-IV define el episodio de depresión mayor como un periodo de al menos 2 semanas durante el que hay un estado de ánimo deprimido o una pérdida de interés o placer en casi todas las actividades. También debe experimentarse al menos otros cuatro síntomas entre los que se encuentran cambios de apetito o peso, del sueño y de la actividad psicomotora; falta de energía; sentimientos de infravaloración o culpa; dificultad para pensar, concentrarse o tomar decisiones y pensamientos recurrentes de muerte o ideación, planes o intentos suicidas.

Los pensamientos de muerte, la ideación suicida o las tentativas suicidas varían desde la creencia consistente en que los demás estarían mejor si uno muriese hasta los pensamientos transitorios, pero recurrentes, sobre el hecho de suicidarse, o los auténticos planes específicos sobre cómo cometer el suicidio. Si bien, los comportamientos suicidas, están asociados estadísticamente con las tentativas de suicidio, los estudios han demostrado que no es posible predecir con exactitud cuándo o en qué momento un determinado sujeto deprimido va a intentar el suicidio.

El DSM-V en cuanto al riesgo de suicidio indica que la posibilidad de comportamiento suicida existe durante todos los episodios de depresión mayor. El factor de riesgo más descrito es una historia de intentos o amenazas de suicidio, aunque hay que recordar que la mayor parte de los suicidios llevados a término no están precedidos por intentos fracasados. Otras características asociadas con un incremento del riesgo de suicidio consumado incluyen ser hombre, estar soltero o vivir solo, y tener sentimientos recurrentes de desesperación.

2.   Por qué la MBCT puede reducir los pensamientos suicidas.

Como hemos visto, las tendencias suicidas a menudo se dan con episodios depresivos (Ten Have et al., 2009). De hecho, se ha encontrado que el suicidio es el síntoma que más resurge en pacientes que han tenido tentativas suicidas durante un episodio determinado de depresión, y son muy propensos a sufrir otra tentativa suicida en el siguiente episodio depresivo (Williams, Crane, Barnhofer, Van der Does y Segal, 2006). Además de suponer un inconveniente para su recuperación.

La terapia cognitiva basada en Mindfulness (MBCT; Segal, Williams, & Teasdale, 2002) ha demostrado ser efectiva reduciendo el riesgo de recaída y recurrencia en la depresión (Piet & Hougaard, 2011). En las personas que han estado deprimidas, los patrones desadaptativos de pensamiento se convierten fácilmente en pensamientos desencadenantes reactivos, así como en cambios sutiles del estado de ánimo (Segal et al., 2006; Segal, Gemar, & Williams, 1999; Scher, Ingram, & Segal, 2005).

Espiral negativaLa investigación ha sugerido que la propensión a que estos pensamientos reactivos se desarrollen es consecuencia de la asociación aprendida durante episodios de depresión previos (Segal, Williams, Teasdale, & Gemar, 19996). Los pacientes deprimidos se involucran en pensamientos negativos, y aparece la asociación entre los estados de ánimo negativos y los patrones de pensamiento donde prevalece ese estado, se forman y se fortalecen.

Beck (1996) y Rudd (2000 y 2006) introdujeron el concepto de “modo suicida”, referido a una red cognitivo-afectivo-comportamental que, una vez es activada, guía procesos sincronizados que ponen de manifiesto diferentes niveles, incluyendo pensamientos suicidas, emociones negativas, excitación fisiológica y motivación para participar en comportamientos suicidas. En línea con este punto de vista, este estudio (Mindfulness-Based cognitive Therapy (MBCT) reduce la asociación entre síntomas depresivos y Pensamientos suicidas en pacientes con antecedentes de depresión con intentos de suicidio. Thorsten Barnhofer, Catherine Crane, Kate Brennan, Danielle S. Duggan, Rebecca S. Crane, Catrin Eames, Sholto Radford, Sarah Silverton, Melanie J. V. Fennell, and J. Mark G. Williams Online First Publication, August 24, 2015. http://dx.doi.org/10.1037/ccp0000027) ha mostrado que bajo condiciones de estado de ánimo decaído, los pacientes previamente depresivos con un historial de comportamientos suicidas son significativamente más propensos a mostrar pensamientos suicidas que los pacientes sin historial suicida (Williams, barnhofer, Crane, & beck, 2005; Williams, Van der Does, barnhofer, Crane, & Segal, 2008).

Para Rudd (2000) el componente cognitivo de este “modo suicida” se caracteriza por tres categorías de creencias fundamentales:

  1. Infravaloración
  2. Impotencia
  3. Baja tolerancia a la angustia.

La activación de estas creencias, y la consiguiente percepción de impotencia, inadecuación e incapacidad para hacer frente a la situación se asumen como riesgo de ideación y comportamiento suicida.

PrintLa MBCT ha sido específicamente diseñada para ayudar a los pacientes a ser más capaces de reconocer y desengancharse de los patrones desadaptativos de pensamiento. La práctica de  Mindfulness sirve a este propósito cultivando un modo metacognitivo que permite a los pacientes “descentrar” su atención de los pensamientos negativos, es decir, permite observar sus “pensamientos y sentimientos como eventos temporales, objetos en la mente, a diferencia de las reflexiones que se atribuyen al yo y que son necesariamente verdad” (Fresco et al., 2007). El objetivo del estudio al que nos referimos en este artículo fue investigar si el entrenamiento en Mindfulness puede proporcionar una herramienta eficaz para debilitar el vínculo entre los síntomas depresivos y los pensamientos suicidas relacionados con las creencias fundamentales del “modo suicida” descrito por Rudd (2000).

3.   Resultados del estudio

Este estudio fue publicado el 24/08/2015; http://dx.doi.org/10.1037/ccp0000027. Se investigó si la práctica en Mindfulness podría ayudar a debilitar el vínculo entre los síntomas depresivos y los pensamientos suicidas.

Los análisis se basaron en un ensayo controlado aleatorio en el que pacientes deprimidos con historia previa de comportamientos o ideación suicidas fueron asignados a tres grupos:

  1. Terapia Cognitiva basada en Mindfulnes (MBCT)
  2. Psicoeducación cognitiva, que no incluyó ninguna práctica de meditación
  3. Tratamiento tradicional.

Tras la fase de tratamiento se compararon las asociaciones entre;

  1. Inventario de Depresión de Beck-II (Beck, Steer, & Brown, 1996), para evaluar los síntomas depresivos,
  2. Escala de pensamientos suicidas (Rudd et al., 2001) para evaluar el pensamiento suicida.

En los pacientes con síntomas moderados o ausencia de síntomas en el momento de la evaluación, las comparaciones de las correlaciones entre síntomas depresivos y pensamientos suicidas mostraron diferencias significativas entre los grupos.

Los resultados sugieren que, en pacientes con un historial de depresión suicida, el entrenamiento en Mindfulness puede ayudar a debilitar la asociación entre los síntomas depresivos y los pensamientos suicidas y por lo tanto reducir la vulnerabilidad de recaída en episodios depresivos con intentos suicidas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s